Cómo elegir el tocado de novia perfecto para ti

Foto: Lorena del Cueto

Elegir el tocado perfecto para tu look nupcial no es algo tan simple como pensar qué te favorece. Por supuesto que eso es fundamental, pero hay varios factores más a tener en cuenta y en este post te voy a explicar cuáles son y qué preguntas debes hacerte.

Lo primero que tienes que plantearte es qué tipo de novia quieres ser. Seguramente habrás pensado ya con qué estilo te imaginas: clásico, boho, desenfadado, más sensual. Esto también dependerá un poco del tipo de ceremonia y celebración que vayáis a hacer. No es lo mismo casarse en una catedral con 200 invitados (cuando la covid vuelva a permitirlo) que hacer una ceremonia civil más desenfadada.

Una vez tengas esto claro, éstas son las cosas que deberías tener en cuenta:

. EL VESTIDO:  

Es la pieza principal del look, por algo lo demás se llaman complementos. En base a él elegirás el resto. Si has decidido que tu estilo es clásico, y eliges un vestido con corte princesa, encaje y larga cola, estarás conmigo en que no le pega nada dejarte el pelo totalmente suelto y ponerte una corona de flores XL.  Una de las premisas es que no intentes ser un árbol de Navidad y te pongas todos los adornos encima. Si, como ya hemos dicho, tu vestido es clásico, con cola larga y encaje, probablemente lo que mejor te vaya es algo más sencillo para compensar.

Si lo que quieres, por el contrario, es dejarte la melena suelta y ponerte una corona grande y llamativa, el vestido tendrá que ser más sencillo, de líneas más rectas o fluidas y nada recargado.

También tenemos que tener en cuenta otros detalles. Por ejemplo: si tu vestido tiene una espalda maravillosa, super trabajada y es donde tiene la importancia, siendo la parte de delante mucho más sencilla, ¡no le quites protagonismo! Yo elegiría una diadema o tiara que se vea cuando estás de frente  o incluso unas horquillas para llevar en un lateral, pero deja que cuando te des la vuelta capte la atención lo que la tiene que captar.

Y lo mismo al revés, si tu vestido tiene fuerza en el delantero y la parte de atrás es más sencilla, compénsalo colocándote un tocado atrás, con una buena trenza o recogido que resalte esa parte y despeje el frente.

Una de las premisas es que no intentes ser un árbol de Navidad y te pongas todos los adornos encima

LA SEGUNDA COSA QUE DEBERÍA TENER EN CUENTA, COMO YA HABRÁS INTUÍDO, ES EL PEINADO

y también depende del vestido. Aunque aquí tengo que daros mi opinión personal. Probablemente si tu vestido tiene una espalda bonita, ya sea por el escote o por un bordado, etc, seguramente te recomendarán que te recojas el pelo para que se vea bien. Y aquí es donde disiento. Yo personalmente no me recojo el pelo nunca y tampoco me imagino con él recogido como novia. Creo que hay muchas alternativas para no desmerecer la espalda de un vestido sin tener que recogerte el pelo, si es que como yo te gusta llevarlo suelto. Debes llevarlo como tú te veas más tú, sin sentirte disfrazada. Obviamente ninguna estamos acostumbradas a vernos de novia, pero cuanto más tú misma te encuentres, más acertarás.

Dicho esto, para elegir el tocado perfecto para tu look de novia debes pensar si vas a llevar recogido, semirecogido, una trenza o pelo suelto, porque aunque muchos tocados se pueden llevar con peinados diferentes, cuanta más información tengamos a la hora de diseñarlo mejor.

Y os pongo otro ejemplo que he visto a menudo: una novia que elige un tocado ancho en la parte de atrás, sin tener claro todavía el peinado, y al ir a la prueba de peluquería, escoger un semirecogido precioso con unas trenzas como las de la foto, sin darse cuenta que el tocado las tapará por completo. Y eso es una pena. Así que tenlo en cuenta a la hora de pensar qué quieras. ¿Prefieres que luzca el peinado y simplemente ponerle unas bonitas horquillas que lo resalten? ¿O prefieres llevar un tocado impresionante con un peinado más sencillo?

Toda respuesta es acertada, solo tienes que pensar qué te gusta más y encaja más contigo.

POR ÚLTIMO, PERO NO MENOS IMPORTANTE, EL RESTO DE COMPLEMENTOS:

si vas a llevar unos pendientes familiares, ten en cuenta si son en oro, oro blanco, o plata, sobre todo si vas a querer meter en tu tocado tonos metalizados.

Foto: Elena Mur

El color de los zapatos o las joyas. No es obligatorio que todo vaya a juego y en el mismo tono, pero por lo menos en consonancia. En mi caso, al teñir yo la porcelana o elegir la pedrería, siempre os aconsejo que compréis primero el zapato, porque es más fácil que yo me adapte a eso a que elijamos nosotras unos colores y que luego tengas que encontrar el zapato a juego.

Así que, respecto a la pregunta que más me hacéis: ¿con cuánto tiempo tengo que encargar mi tocado? Siempre os respondo que tengáis un poco claro todo lo que os comento en este post, porque nos facilitará muchísimo el trabajo a la hora de decidir.

P.D. si me seguís y me conocéis, sabéis que no me gustan demasiado los convencionalismos ni los protocolos. En mi caso por ejemplo, lo que tengo más claro es cómo quiero llevar el pelo y el tipo de tocado, así que elegiré el vestido en función de eso. Las normas están para saltárselas, ¡sé tú misma!

Espero haberte ayudado,

Lucía R.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.